Créditos Rotativos vs. Tarjetas de Crédito – Mira las Diferencias

¿Estás a punto de iniciar un emprendimiento y te encuentras en la búsqueda de un financiamiento? A la verdad, tienes múltiples opciones, entre ellas puedes elegir entre los créditos rotativos o las tarjetas de crédito. Ahora bien, la principal diferencia entre una tarjeta de crédito y los créditos rotativos es la desinformación que hay respecto al tema, ya que la mayoría de los clientes desconoce que es un crédito rotativo.

Aunado a esto, tanto el crédito rotativo como la tarjeta de crédito tienen la similitud de que son productos bancarios de financiamiento cuyo monto a solicitar depende exclusivamente del cliente. Claro, la cantidad de la tarjeta o su límite es mensual, mientras que la del crédito es mientras tenga el dinero en su cuenta.

ANNONCE
Créditos Rotativos vs. Tarjetas de Crédito – Mira las Diferencias
Fuente Imagen: ESAN

¿Qué son los créditos rotativos?

Inicia por conocer qué son los créditos rotativos porque es uno de los servicios bancarios que tiene menor auge entre los clientes. Estos créditos consisten en depósitos permanentes en una cuenta de ahorro o corriente, los cuales puedes gastar de forma total o parcial. La modalidad de trabajo de los créditos rotativos es excelente porque siempre tendrás disponible en tu cuenta el efectivo para solventar gastos o imprevistos.

Créditos Rotativos vs. Tarjetas de Crédito – Mira las Diferencias
Fuente Imagen: Latin Pyme

Así mismo, cada vez que realizas los pagos puntuales el monto que solicitaste será mayor. También, los pagos de estos créditos son diferentes a las de una tarjeta de crédito, principalmente, porque son cobrados después de la liquidación en la cuenta de ahorro o corriente. Es importante que comprendas, que los pagos que realizas del crédito un porcentaje es para los intereses y, el restante es para el capital de la deuda.

Con relación a lo anterior, con los créditos rotativos estás devolviendo más dinero del que pediste prestado a la institución financiera. Algunos economistas aseguran que los créditos rotativos no son más que el mismo sistema que utilizan las tarjetas de crédito, solo que el dinero es depositado directamente en tu cuenta bancaria y, no lo gastas a través de un plástico mercantil. De igual forma, este tipo de financiamiento puedes usarlo las veces que lo desees, siempre y cuando el banco te apruebe los créditos.

Características de los créditos rotativos

Ya conoces un poco acerca de los créditos rotativos, pero ahora aprenderás acerca de sus características. En primera instancia, el cliente tiene la oportunidad de pagar paulatinamente el préstamo y, a medida que lo va cancelando el monto vuelve a estar disponible para su uso. Además, para que puedas solicitar uno tienes que ser cliente del banco, es decir, tienes que tener una cuenta corriente o de ahorro en la entidad donde estás tramitando el crédito rotativo.

Créditos Rotativos vs. Tarjetas de Crédito – Mira las Diferencias
Fuente Imagen: Financiera Maicito

Seguidamente, este tipo de solicitud no tiene una época o fecha específica, por lo cual puedes solicitarlo en cualquier momento del año. Para que canceles las cuotas tiene la opción de hacerlo mensual o bien, haciendo abonos adelantados a la fecha de pago. Es preciso que entiendas, que en algunos bancos debitan automáticamente el pago de tu cuenta afiliada, claro esto depende del banco en cuestión.

ANNONCE

Otra de las características es que la solicitud puedes realizarla vía telefónica, presencial u online a través de la página oficial del banco donde estés haciendo la solicitud. Como dato adicional hay bancos que conjuntamente con el crédito te ofertan una línea de seguros para incapacidades o muerte. Un consejo para que puedas sacarle el máximo provecho al crédito es que pagues responsablemente tus cuotas, ya que el incumplimiento de las normas puede llevar al banco a tomar medidas radicales como, por ejemplo, la suspensión permanente del crédito rotativo.

¿Qué son las tarjetas de crédito?

Para nadie es un secreto qué son y para qué sirven las tarjetas de crédito, pero si no es tu caso no te preocupes. Una tarjeta de crédito es un plástico mercantil, con el cual puedes realizar pagos y compras con el dinero que te presta la entidad y que luego tienes que devolver más los intereses generados por tus consumos. Al mismo tiempo, tienes que tener presente que los pagos de esta tarjeta se acumulan, al igual que los intereses.

Créditos Rotativos vs. Tarjetas de Crédito – Mira las Diferencias
Fuente Imagen: Pixabay

Con referencia a lo anterior, si no pagas el interés ni el capital de un mes ese saldo se suma y se acumula para los pagos posteriores. Por este motivo, debes ser cumplido y no atrasarte en las mensualidades de la tarjeta. Por otro lado, con las tarjetas de crédito puedes disfrutar de premios y participar en sistemas de recompensas. Estos sistemas consisten en canje de premios por los puntos acumulados derivados de las compras que realices.

Cabe destacar, que gozas de diferentes canales para que puedas realizar los pagos, ya sea por la ventanilla del banco o asociando la tarjeta a otras cuentas y pagar vía internet. Así mismo, cuando solicitas una tarjeta de crédito debes tener en claro cuál es el uso que le darás. Recuerda que se trata de dinero prestado que en algún momento tendrás que devolver. Por último, el trámite de una tarjeta de crédito dependiendo del banco suele ser un poco más tedioso, básicamente, por los requisitos que tienes que cumplir.

Características de las tarjetas de crédito

La primera característica de una tarjeta de crédito es la estructura de la tarjeta, la cual cuenta con un microchip en la parte delantera junto con los datos personales del titular. Sumado a esto, en la parte trasera presenta una anda negra y otros números pertenecientes al código de tu tarjeta. Otra de las características es que la cantidad de dinero de cada tarjeta de crédito es diferente y tienen un límite determinado.

Créditos Rotativos vs. Tarjetas de Crédito – Mira las Diferencias
Fuente Imagen: Business Insider

El pago de la tarjeta es a través de un pago mínimo que tienes que cancelar en una fecha establecida por el banco. Por su lado, las tarjetas de crédito vienen asociadas en su mayoría con un sistema de seguros, fundamentalmente, un seguro antirrobo. Esto es de gran utilidad para el cliente porque ante cualquier problema por robo o hurto evitará que realicen consumos sin tu consentimiento.

Aparte, debes cumplir una serie de pautas como, por ejemplo, ser mayor de edad, poseer una cuenta bancaria y, por supuesto, tener ingresos mínimos mensuales. Esto significa que tienes que tener una capacidad económica aceptada por el banco, de lo contrario, no podrás solicitar la tarjeta. Entonces, como puede notar no cualquier persona puede solicitar una tarjeta, a diferencia de los créditos rotativos, cuyos requisitos suelen ser un poco más flexible.

Diferencias entre los créditos rotativos y las tarjetas de crédito

¡Ahora sí! ¿Quieres conocer cuáles son las diferencias entre una tarjeta de crédito y un crédito rotativo? En primer lugar, se encuentra cómo se realizan los pagos con cada modalidad. Con una tarjeta de crédito puedes elegir en cuantas cuotas pagas el dinero solicitado, mientras que con el crédito rotativo es debitado automáticamente de la cuenta afiliada.

Créditos Rotativos vs. Tarjetas de Crédito – Mira las Diferencias
Fuente Imagen: Monumental

Otra de las diferencias es que las tarjetas de crédito están diseñadas para ser usadas en establecimientos comerciales. Por el contrario, un crédito rotativo es depositado directamente en tu cuenta de ahorro o corriente. Esta diferencia lleva al siguiente punto y es que con un crédito rotativo lo puedes usar por canales como la banca móvil, cajeros automáticos, entre otros. Una tarjeta de crédito te entregan un plástico para que lo uses en cajeros, datafones y por banca online.

Un dato importante es que una vez que te entregan el crédito rotativo no tienes asistencia en su uso, pero con una tarjeta de crédito cuentas con asistencias las 24 horas del día de lunes a viernes. Las tarjetas tienen programas de millas o recompensas, por lo general, los créditos rotativos no poseen este tipo de beneficio. El crédito rotativo tiene dos variantes, el revolvente y el no revolvente.

Características comunes entre los créditos rotativos y las tarjetas de crédito

Así como las tarjetas de crédito y los créditos rotativos tienes diferencias, también, comparten similitudes que son importantes que conozcas para que puedas decidir cuál instrumento bancario tramitar. En este sentido, las semejanzas de ambos productos mercantiles son.

Créditos Rotativos vs. Tarjetas de Crédito – Mira las Diferencias
Fuente Imagen: Presta Panamá
  • Tanto las tarjetas de crédito como los créditos rotativos pueden ser solicitados en cualquier época del año. Esto es perfecto, ya que no tienes inconvenientes por fechas o días especiales;
  • Todo el dinero está disponible para que puedas desembolsarlo de forma total o parcial;
  • Los intereses son calculados con base al saldo del crédito que has utilizado;
  • Puedes adelantarte a los pagos de manera voluntaria. Sin embargo, en este aspecto tienes que tener cuidado, ya que algunos bancos cobran una comisión adicional por los pagos adelantados;
  • La entidad financiera determina la fecha de corte y el día de pago;
  • Los consumos pueden ser de cualquier monto, es decir, dentro del límite que tienes disponible para gastar;
  • Aunque algunos bancos debiten automáticamente los pagos con un crédito, esto también lo tienes disponible para las tarjetas. Solo tienes que realizar el proceso por internet o dirigiéndote a la sede más cercana a tu domicilio;
  • Como última semejanza tienes la oportunidad de invertir el dinero en lo que desees. Como siempre la recomendación es que puedas hacerlo en emprendimientos o negocios.

Puedes solicitar el crédito por una agencia del banco o por la plataforma online del banco.

A fin de cuentas, como cualquier otro préstamo bancario con un crédito rotativo como con una tarjeta de crédito tienes que tener un orden en la administración de los pagos. Es más, si no llevas a cabo esta tarea puedes llegar a incumplir el contrato y con ello afectar el crédito y tu historial crediticio. Así mismo, solicita estos créditos para fines concretos como, por ejemplo, la inversión de capital y, no solo para gastarlos en artículos que no necesites o caprichos.

Conclusión

Cualquiera de las dos opciones que elijas estará bien, ya que se trata de productos mercantiles fáciles de utilizar. No obstante, si nunca has tenido una tarjeta de crédito y no tienes la liquidez mensual suficiente para mantener los gastos de una tarjeta lo más recomendable es que puedas optar por un crédito rotativo.

Ahora bien, como los créditos rotativos no son tan nombrados entre la clientela, antes de que solicites uno es bueno que puedas ir hasta la sucursal del banco y preguntes acerca de sus características. La razón de esto es porque cada banco maneja tarifas diferentes y tiene términos y condiciones distintos para el uso de sus productos. Una vez más, recuerda que debes elegir el que mejor se adapte al tu situación económica actual.

References

tarjeta de crédito